3 pasos para el cambio de temporada de armario

Estos días están llegando las primeras lluvias del otoño y con ellas una bajada significativa de las temperaturas. Por las mañanas buscamos desesperadamente en nuestro armario ropa de más abrigo y convertimos el armario en un verdadero caos, entonces nos damos cuenta de que otro año más nos ha pillado de improviso la llegada del frío sin hacer el temido cambio de armario de temporada.

Lo primero que tendremos en cuenta es que no nos enfrentamos a una tarde o a una mañana de trabajo, si no que más bien nos estamos haciendo un regalo a nosotros mismos, pensemos si no en lo agradable que resulta elegir la ropa que nos pondremos frente a un armario o vestidor perfectamente organizado.

Existen tantas formas de organizar un armario para la temporada que entra como personas, ya que cada uno tenemos nuestros propios gustos. Sin embargo antes de empezar si que deberías hacerte una pregunta que te va a facilitar mucho el trabajo: ¿Eres de los que guardan en cajas toda la ropa de la pasada temporada o te gusta tenerlo todo a mano por si acaso?.

Un término medio debería ser lo ideal, hay prendas como bañadores, pareos y vestiditos de gasa, que con toda seguridad ya no te vas a poner a más. Sin embargo cada vez encuentra más adeptos la tendencia de no esconder bajo de la cama todo lo que no vayamos a usar, más bien lo relegaremos al rincón más escondido de nuestro armario o vestidor.

alexhung

  1. ¡¡Antes de entrar dejen salir!!

Sin duda esto es lo primero que haremos, sacamos toda la ropa que tenemos dentro y la ponemos sobre la cama, así vamos haciendo tres montones:

Lo que nos va a servir durante todo el año.

Lo que no vamos a ponernos hasta la primavera con toda seguridad.

Lo que hace tres años que no nos hemos puesto ( y que no nos pondremos más).

Con la ropa de otoño / invierno, volvemos a hacer esos tres montones y fusionamos: Vamos al montón de lo que no nos vamos a poner y dividimos, lo que ya no sirve ( ni para nosotros ni para nadie) directamente para tirar; lo que está en buenas condiciones, pero no nos vamos a poner más, en una bolsa de ropa para regalar, o vender.

2.Limpieza en profundidad

Con toda la ropa fuera del armario, es el momento de limpiarlo en profundidad antes de volverlo a llenar.

Una vez bien limpio el armario, vamos al montón de ropa y complementos que no tocaremos hasta dentro de 6 meses, lo guardamos en cajas o lo ponemos en el rincón más escondido de nuestro armario-vestidor.

  1. Colocar la ropa para la nueva temporada

Este quizá es el paso que más nos gusta, y de lo acertado o no que lo llevemos a cabo, dependerá en gran medida la facilidad con la que nos vistamos cada día.

  • Cuanta más ropa podamos colocar a la vista, mucho mejor, así será más fácil localizar lo que nos vamos a poner.
  • En el lugar más accesible colocaremos la ropa de diario.
  • Cuantas más prendas podamos colgar, mejor.
  • Los cajones déjalos sólo para la ropa interior y algunos complementos muy pequeños.

sex_and_the_city_6668_620x413

Si de todas formas, y pese a todo, se te viene el mundo abajo sólo de pensar en una limpieza en profundidad y cambio de temporada de armario, debes saber que existen personas que se dedican profesionalmente a poner orden en tu casa, se llaman Professional Organizer y pueden organizar de la manera más efectiva posible cualquier espacio de tu casa.

Imágenes:Alexhung, Anne-MariiBajo licencia Creative Commons

www.bellicia.es

No Comments

Post A Comment