La micela y la piel sensible

La importancia de la micela para la limpieza y cuidado de la piel evitarás, frotar para dejar tu piel bien limpia. Las micelas están en más lugares que las aguas. Atenta a las novedades.

El concepto de agua micelar es conocido por todos los conocedores de cosmética. El agua micelar se utiliza para limpiar la piel y desmaquillarla cuando es necesario. El nombre del cosmético ya da pistas de uno de sus componentes, las micelas.

“Una micela es una estructura química en forma de bolita diminuta capaz de atraer como un imán la suciedad y grasa de la piel y dejarlas atrapadas en su interior. MAMEN INFANTE“.

micelas

vía

Algunos cosméticos de limpieza están formados por tensoactivos, que son sustancias para la limpieza de la piel y se especializan en arrastras las impurezas de la misma. Las aguas micelares se componen de tensoactivos con dos partes: una hidrófila (compatible con agua) y una lipófila (compatible con lípidos o grasas), que al unirse forman una unión molecular conocida por micela. Estas uniones son las más pequeñas que pueden existir en un líquido favorecen la limpieza de impurezas en la piel compuestas en su gran medida por grasas. Dado su diminuto tamaño, las micelas no pueden ser absorbidas por la piel por lo que evitamos que se puedan presentar alergias en la misma, sin necesidad de aclarado.

Esta tecnología de micelas, está empezando a utilizarse en otras bases no acuosas con los beneficios que acarrea para las pieles sensibles que necesitan cuidado y limpieza de una forma poco agresiva.

No Comments

Post A Comment