Verdades y mitos sobre la depilación láser

La aparición de la depilación láser rompió con los métodos tradicionales como las pinzas o la cera, pero la idea generalizada (y errónea) que tenía el cliente era que dicho método podría resultar dañino para la piel y que producía dolor durante su ejecución.

Hoy en día, la depilación láser ya no es ningún tabú para nadie, y tanto hombres como mujeres optan por este sistema para acabar de forma definitiva con el pelo. Según expertos como Rocío Bosque, el dispositivo depilatorio Láser Diodo LightSheer es el dispositivo más efectivo del mercado.

Pero aún muchas son las afirmaciones que se realizan sobre este método que no son del todo ciertas. Recogemos algunas de ellas para desmontar ciertos mitos establecidos en el imaginario colectivo.

Puede realizarse en cualquier parte del cuerpo

CIERTO. El tratamiento se puede realizar en cualquier zona de nuestro cuerpo sin problema y con total seguridad, ya sea mentón, mejillas, orejas, axilas, ingles o piernas.

Es un tratamiento doloroso que necesita una crema anestésica antes de la aplicación

FALSO. Este producto solo debería utilizarse en áreas especialmente sensibles como la zona del pubis y cerca de las mucosas. En el resto de zonas no es necesario este tipo de crema y el dolor es inexistente.

Se puede tomar el sol el tratamiento.

CIERTO. Es necesario dejar al menos 20 días antes de la primera exposición al sol, pero pasados esos días si es posible. Lo que si es necesario es utilizar protector solar y que la piel no haya sufrido ningún tipo de anomalía ni de rojez.

El tratamiento requiere cuidados posteriores.

CIERTO. Para que se calme la piel tratada es recomendable aplicar un gel refrescante o cremas regeneradoras para refrescar la piel, dejándola protegida ante cualquier condición ambiental.

¡Piérdele el miedo a la depilación láser y destierra los falsos mitos!

No Comments

Post A Comment