GARANTIZADOS

LOS RESULTADOS

El resultado puede variar en cada persona dependiendo de varios factores: como edad, foto tipo de piel, color del pelo, grosor y profundidad a la que nazca éste. Lo habitual es realizar de 4 a 6 sesiones sobre la misma zona si es corporal y alguna sesión más en zonas faciales con intervalo de 2 a 3 meses.

En cada sesión se perderá entre el 25 y el 35% del pelo tratado de forma gradual. Después de cada sesión, los pelos que recrecen serán más finos y menos pigmentados. Al utilizar el láser de Diodo como sistema de depilación permanente, producimos una estimulación del colágeno natural de la piel, logrando con ello un brillo natural en la zona tratada. Se eliminan los problemas de pseudofoliculitis (pelo enquistado). Se reduce el paro de la piel, dando lugar a un afinamiento de ésta, logrando una calidad de piel inmejorable.

¿EL SISTEMA UTILIZADO ES EL ÚNICO FACTOR CLAVE QUE CONSIGUE BUENOS RESULTADOS?

Existen 2 factores más. La experiencia de quien maneja el sistema de depilación y la honradez respecto de cómo se maneja. Respecto al primer aspecto, somos profesionales dedicados de forma exclusiva a la depilación láser desde hace más de 15 años. Es la experiencia de saber cómo debemos trabajar sobre la piel valorando el tipo de pelo para obtener el mejor resultado.

Respecto de la honradez, es importante el tiempo empleado en el tratamiento del cliente. El tiempo dedicado en un tratamiento es clave en el resultado final. El número y la superposición de los impulsos láser son parámetros importantes en el éxito del tratamiento.

MÁS TIEMPO DEDICADO, MEJOR RESULTADO OBTENIDO